Monday 23rd July 2018,
iglesia
Noticias

CEDE EL CONTROL Y DUERME TRANQUILO

administrador Febrero 17, 2018 Estudios Los comentarios están deshabilitados en CEDE EL CONTROL Y DUERME TRANQUILO
CEDE EL CONTROL Y DUERME TRANQUILO

¿Te has despertado a media noche pensando en esa deuda que tienes, esos problemas que te rodean, esa persona que te hace la vida imposible, esa situación que te oprime? ¿Has perdido el sueño por la angustia, el estrés, la incertidumbre de no saber cómo te zafarás de tus enemigos? ¿Has tenido días en los que la intranquilidad ha provocado úlceras en tu estómago, gastritis en tus intestinos, tics nerviosos en tu rostro? ¿Te ha pasado que en ocasiones las épocas que atraviesas son tan difíciles que simplemente no logras tranquilizarte y tu jornada se torna desesperante? Si es así entonces este sermón es para ti, leamos el siguiente versículo:

«Y he aquí, se le apareció un ángel del Señor, y una luz brilló en la celda; y el ángel tocó a Pedro en el costado, y lo despertó diciendo: Levántate pronto. Y las cadenas cayeron de sus manos» (Hechos 12:7).

¿Notan algo “Raro” aquí?

  • No me refiero a que Pedro estuviera en la cárcel
  • No me refiero a la aparición del ángel
  • No me refiero a la luz brillante que iluminó la celda
  • No me refiero a las cadenas que cayeron de las manos de Pedro

¿Alguien logra percibir lo más “curioso” en este episodio en la vida del Apóstol?

Pedro estaba tan profundamente dormido que no se despertó cuando el ángel apareció ni mucho menos cuando la luz radiante iluminó su celdaFrase clave: DORMIR TRANQUILO.

¿Qué nos dice esto? Pedro había aprendido a relajarse sin importar las circunstancias, Él había aprendido a ceder el control a Aquel que tenía el poder de liberarlo de cualquier situación difícil, Pedro había aprendido a ser feliz a pesar de tener todo en contra (estaba encarcelado porque el rey Herodes le levantó cargos, ¿cuáles? predicar el evangelio; ¡al día siguiente sería enjuiciado a muerte!). Pero, ¿de dónde vino este aprendizaje?

Puedo imaginar a Pedro recordar aquel episodio cuando una tormenta azotó la barca en la que viajaba y en la cual estuvo a punto de naufragar porque el oleaje era muy fuerte; entonces Pedro vio a su Maestro dormir tranquilamente en el fondo de la embarcación mientras los marineros ––incluyéndolo a él–– se morían de miedo. Fue entonces que despertaron a Jesús y éste hizo callar los vientos y el mar (Marcos 4:35-40).

Con el paso del tiempo el frágil, vulnerable, emocionalista, cambiante y siempre impulsivo Pedro había aprendido a entregar el control a Dios y a dormir confiado no importando si estaba en una cárcel o en la casa de un amigo, su Maestro le había enseñado. ¡Bendita confianza que todos necesitamos cuando nuestra vida comienza a ser aprisionada por el afán y la ansiedad!

¿Qué Aprendemos de este “Curioso” Ejemplo de Pedro?

Al menos diez  lecciones que haríamos bien en aplicar a nuestra vida, ahí van:

1ª LECCIÓN: Entiende que Dios está en control, déjalo que actúe, al hacerlo descansarás de tus cargas (Salmos 55:22 “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo”).

2ª LECCIÓN: No sacas nada con preocuparte por aquellas personas, situaciones o cosas sobre las que nada puedes hacer (Mateo 6:34 “No se preocupen por el día de mañana, porque el mañana traerá sus propias preocupaciones. Cada día tiene sus propios problemas”).

3ª LECCIÓN: Vive la vida feliz a pesar del informe médico, a pesar de la crisis financiera, a pesar de las amenazas de muerte. Aprende a disfrutar “a pesar de” (Salmos 30:11 “Tú cambiaste mi duelo en alegre danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de alegría”).

4ª LECCIÓN: Recuerda que Dios no duerme, pero tú sí. Descansa, cuando lo haces Él se levanta a trabajar en tu favor (Salmo 121:4 “He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel”).

5ª LECCIÓN: Vivir estresado, nervioso, preocupado, angustiado no honra a Dios (Salmos 27:1 “Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?”). 

6ª LECCIÓN: No dejes que factores externos afecten tu mundo interno (Juan 14:27, “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”).

7ª LECCIÓN: Recuerda las victorias que Dios te dió ayer, eso te ayudará a vivir el hoy(Salmos 18:43 “Tú me salvaste de conflictos militares, me pusiste a cargo de naciones. Gente que yo no conocí antes, ahora me sirve”).

8ª LECCIÓN: Lee Su Palabra, medita en ella, hacerlo te dará la dirección que tanto necesitas (Salmos 119:105 “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino”).

9ª LECCIÓN: Declara a diario que tu confianza viene de Dios, hazlo en voz alta y antes de dormir, hacerlo te asegurará una noche tranquila (Salmos 4:8 “En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado”).

10ª LECCIÓN: Entiende que “la vida es 10% de lo que sucede y 90% de cómo reaccionamos a ella” (Proverbios 16:3 “Es mejor ser paciente que enojarse fácilmente, es mejor dominarse a uno mismo que conquistar ciudades”).

CONCLUSIÓN.

Al igual que Pedro nosotros también podemos dormir en paz. Pero, ¿cómo hacerlo? Cuando desarrollamos la capacidad de confiar en Dios a pesar de las situaciones difíciles entonces provocamos que Él envíe ayuda a nuestro favor. En el caso de Pedro Dios le envío a un ángel, en tu caso ––o en el mío–– el Señor tiene mil formas de socorrerte pero eso jamás pasará hasta que aprendas a cederle el control, descansar en Él y dormir tranquilo.

 Doctor Gabriel Gil

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments are closed.