miércoles, noviembre 22, 2017
Iglesia de Dios Territorio Centro

RESOLUCIÓN DE LA IDD SOBRE EL ABORTO (1976)

RESOLUCIÓN DE LA IDD SOBRE EL ABORTO (1976)

POR CUANTO la vida fue originada por la obra creativa del Dios Todopoderoso; y

POR CUANTO el hombre mismo fue creado a la imagen y semejanza de Dios; y

POR CUANTO Dios le asignó un valor especial a la vida humana; y

POR CUANTO la ley divina prohíbe el tomar una vida humana indiscriminadamente,

trayendo penalidades fuertes a aquellos que quebranten este mandato; y

POR CUANTO la sociedad contemporánea demuestra una baja consideración por la

santidad de la vida; y

POR CUANTO el aborto, en demanda, ahora recibe seria consideración como un medio

de control de natalidad y control de población; y

POR CUANTO el aborto es un ataque malévolo hacia la forma de vida más débil e

indefensa; y

POR CUANTO los nonatos son incapaces de hablar en su defensa; y

POR CUANTO intensa presión ha sido impuesta en los cuerpos legislativos estatales y

nacionales para liberar las leyes del aborto; y

POR CUANTO es el deber de la iglesia elevar una voz moral autoritaria con respecto a

este asunto vital;

RESUÉLVASE, POR LO TANTO que nosotros, la Asamblea General de la Iglesia de

Dios, reafirmamos nuestro compromiso histórico sobre la santidad de la vida humana; y

RESUÉLVASE, ADEMÁS que nos oponemos a la práctica del aborto como un medio de

control de natalidad y control de población; y

RESUÉLVASE, ADEMÁS que exhortamos a nuestro cuerpo constitutivo a oponerse

activamente a cualquier liberalización de las leyes del aborto por los legisladores

estatales y por el Congreso de los Estados Unidos; y

RESUÉLVASE, FINALMENTE que ningún individuo debe considerar el aborto como

una opción excepto en circunstancias graves, después de haber consultado de la

manera más seria con los médicos y religiosos (A56, 1976, págs. 35-36).

Proverbios 6: 16-19

Seis cosas hay que odia el SEÑOR, y siete son abominación para El:

ojos soberbios, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente,

un corazón que maquina planes perversos, pies que corren rápidamente hacia el mal,

un testigo falso que dice mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.

Reflexión.

Lamentamos la votación en el congreso de Chile, que despenaliza el aborto en tres

causales. Es la vida de seres inocentes que será violentada, extinguida, no verán

la luz, no podrán jugar ni compartir con sus familias. Hay una ley de la muerte que los

condena, los políticos que una vez clamaban por justicia, debido a que ellos eran

perseguidos, exiliados por sus ideologías, defensores de los derechos humanos, esta

vez, no los consideraron humanos y han dictado su sentencia de muerte. La vida del

no nacido es tan valiosa como la del nacido. Dios tenga misericordia de nuestra

nación.

G. Enrique Carmona Q.

Pastor